Por David Anderson

Es una verdad universal que todo en la vida era más difícil cuando éramos jóvenes, e camino a la escuela era más largo, el clima era peor, con fuertes tormentas de nieve casi todas las semanas en invierno, altos registros de calor en verano, huracanes que destruian barrios enteros e incluso los tornados eran peores. En aquel entonces, la situación era difícil….

Mis primeras escaladas

La escalada de árboles no era una excepción, en los buenos tiempos, tú subías a un árbol con zapatos con clavos. No había aparatos, ni ascendedores, ni caucheras, para hacer las cosas más fáciles ¿Y los cascos? ¿Quién llevaba cascos? , en aquel entonces, los trepadores de árboles que recibían un golpe en la cabeza por una rama morían como “varones”, esta es la razón por la que las ramas secas colgantes se conocen  hasta hoy como “fabricantes de viudas”.

Sin casco

Sin casco, mala idea !!!!!

Preparados, ahora si !!!!

Puede que esté exagerando, pero no mucho. Comencé a escalar en 1995 y aprendí de la manera más difícil: por ensayo y error, me enfocaré en el error. Tuve exactamente dos clases en Boise, Idaho, antes de partir hacia los bosques tropicales de América Central, escalando álamos locales con espolones. Cuando llegué a América Central todo fue más difícil, literalmente, algunos de los árboles que escale tenían maderas que eran tan densas y tan suaves que apenas entraban los espolones, y sentía que estaba patinando sobre hielo en una cascada vertical. En algunos árboles brotaba tanta savia que parecía que estuvieran sangrando, las epífitas cubrían algunos árboles tan profundamente, que una vez subí a una enredadera por 20 pies antes de que pudiera hundir mis espuelas en el árbol.

Arbol con lianas

Luego estaban las avispas gigantes del tamaño de colibríes y hormigas llamadas “hormigas bala” porque su picadura se siente como recibir un disparo con una bala de calibre 22. El hospital más cercano estaba a dos días en canoa y un vuelo en un avión bimotor que arrojaba humo de un motor – lo aseguro, no es producto de mi exageración –  Hubo muchos ascensos cuando el viento sopló a través de mí, el árbol se balanceaba de un lado a otro, y me pregunté en qué diablos me había metido, y cómo sería recordado si muriera.

Lo peor de todo fue que, siendo un completo principiante, no tenía idea de cuál era la diferencia real entre las prácticas seguras de escalada y las peligrosas. Cometí errores que nadie debería porque cometer, y sobreviví por pura suerte !!!! Una vez en Oregón me llevaron al hospital con una perforación en el muslo derecho causada por un movimiento de novato que ya no hago.

Esto no tiene por qué ser así !!!

La tecnología y los métodos de escalada de árboles han tenido una revolución total, cada año salen nuevos equipos que hacen que la escalada sea más eficiente, más segura y más divertida. Aún así, tienes que saber cómo usar todas estas tecnologías y métodos. Cualquier principiante puede chocar un auto y morir en él, y lo mismo se puede aplicar en la actividad de escalar; hazlo bien o quédate en casa!. Un mínimo error con un buen equipo y estarás escribiendo tu epitafio. Y así enseño, quiero que todos sientan la alegría y el confort de una escalada segura y eficiente que los lleve a nuevas alturas en las copas de los árboles, a escalada de árboles es un cambio de perspectiva, puede ofrecerte una nueva imagen del mundo y de ti mismo.

Recientemente enseñé a escalar a tres biólogos de la Universidad del Estado de Utah, pasamos por todos los pasos para poder entrar y salir de árboles que tenían nidos de gavilán azor. Esta es una habilidad profesional, puedo ayudar a mejorar sus trabajos, dando a conocer métodos para la ecología de campo. Ellos vinieron por razones relacionadas con lo que la escalada haría en su  investigación. Lo que no esperaban era lo que la escalada podía hacer en sus corazones. Ellos lo amaron y juntos pudimos hacer que sus espíritus se elevaran más alto.

En agosto, me dirigí a Honduras con mi buen amigo y mentor de escalada Jamz Luce para enseñar métodos de acceso al dosel a biólogos de Centroamérica. El dosel de la selva tropical está lleno de secretos aún, para conocerlos necesitamos que los biólogos puedan escalar a los árboles locales. Una pequeña subvención de la Fundación para la Conservación del Patrimonio de Missouri (MCHF) apoyó los viajes, comida, alojamiento y un par de kits completos de escalada y la Sociedad Ornitológica de Honduras (ASHO) organizó el evento.

Mi más profundo agradecimiento a ASHO por organizar el evento y por permitir que las carreras de los jóvenes biólogos que participaron crecieran y a MCHF por su financiamiento. The Peregrine Fund, una organización sin fines de lucro que trabaja por la conservación de aves rapaces y sus hábitats en todo el mundo, patrocinó mi participación en el evento.

La moraleja: si estás pensando en aprender a escalar árboles de la manera correcta, busca un maestro que sepa y definitivamente no creas inmediatamente todo lo que te digan. Haz preguntas como: ¿Cuánto tiempo ha estado escalando a los árboles?; ¿Dónde aprendieron a escalar árboles; ¿De quien aprendieron?; averigua si están utilizando cuerdas, arneses y equipos especializados diseñados para escalar los árboles.

Jamz Luce, un gran instructor

Jamz enseñando !!!

Este blog está dedicado a mis grandes amigos como: Damien Carré, Will Koomjian, Brian French, Scott Altenhoff, Jamz Luce, Patrick Brandt, Eric Forsman, Jimmy Swingle, Tyler Zuñiga y muchos otros escaladores expertos que comparten su conocimiento y pasión con el público, para que todos puedan apreciar los árboles de una nueva manera.

El nombre científico de la hormiga bala es Paraponera clavata, no estoy inventando esto.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.